Siete cuerdas, mi nueva novela.

Siete cuerdas, mi nueva novela.

En tan solo una semana, ya estará a la venta Siete cuerdas, la novela en la que he estado trabajando estos últimos dos años.

Muy ilusionado por ver hecho realidad este sueño, pues cada nuevo proyecto, cada novela que continúa tras la estela de la anterior, alberga en ella cientos de horas de trabajo de documentación, de horas robadas al sueño, a la familia… pero algo tiene esta pasión por escribir, que a pesar de las dudas que en ciertos momentos de la redacción de cualquier libro se despiertan, empuja a clarificarlas y convencerte día a día, de que el escribir forma parte de la propia naturaleza.

Todo un premio haberlo descubierto.

La novela está disponible en venta on line, tanto en papel como en formato electrónico, pero te animo también a que la solicites en cualquier punto de venta, en

la librería mas cercana con las referencias habituales de título , autor e ISBN.

SIETE CUERDAS – Francisco Panera – ISBN: 978-84-171142-89-6

Estalla la revolución, anhelos de justicia y libertad brotan en las mentes de los hombres. El rey de Francia acaba de ser ajusticiado, cuando dos viejos conocidos se reencuentran tras una traición, dos hombres que comparten dos sinceras pasiones: música y revolución.

¿A cual de esas dos damas rendir amor incondicional?

Siete cuerdas es un viaje por la música y por el convulso final del siglo XVIII.

Desde una aldea en los pirineos, a orquestas de París y Viena, al último estreno del compositor W.A. Mozart, acompañando a una orquesta errante por la Francia revolucionaria, y que oculta en su seno a huidos de la justicia, hasta que siguiendo el rastro de la guerra, llegue la estela de un crimen y traición a un Bilbao ocupado por tropas francesas.

Pero el espíritu de Siete cuerdas se rinde a la singularidad que mantuvo la música, hasta que fue posible “capturarla” en grabaciones.

Los músicos saben que tras el concierto, el público intentará retener la música en su memoria, pero será una lucha condenada al fracaso. Resignados ante un arte tan cruel, que solo existe mientras se interpreta.

¿A donde ha viajado esa música entonces? Solo los músicos, capaces de retenerla en el recuerdo, conocen la respuesta.

En tal caso… ¿quien no querría ser como ellos?

 

 

Sin comentarios hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. El sitio web es opcional.